domingo, 14 de febrero de 2010

Al Amigo... Gracias


Sé que estabas ahí aquella vez,
aunque no pude verte, pude sentirte,
se agitaron las cortinas y
un haz de luz recorría la habitación buscándome...
eras Tú.

Sé que estabas ahí esa vez,
tampoco pude verte, y en esos momentos ¡como reconocerte!
te acercaste lentamente, con los brazos extendidos,
me sentí tan protegido,
y aprendí a compartir la paz, el aliento y la esperanza,
eras Tú.

Y aquella vez también ¿verdad?
no estaba seguro, tienes esa forma particular de hacer las cosas,
me miraste con ojos de niño, extendiste la mano "llévame",
confíaste en mí y aún con miedo emprendí el camino,
eras Tú.

Y luego otra vez y cada vez,
¿como darse cuenta? estaba tan emocionado que ni me fijé,
sólo me dejé llevar por el momento y celebré alegremente
el poder encontrar alguien como Tú sin saberlo, mi cómplice...
eras Tú, y dejabas huellas como las mías.

Y un día, luego de todo lo que me has dado,
llegaste a casa angustiado pidiendo sólo un poquito
de todo aquello que me enseñaste y wow!
Soy tan despistado, tengo mucho por aprender
eras Tú, perdóname.

Siempre estás ahí, enseñándome algo nuevo,
y sólo me doy cuenta luego, cuando lo recuerdo y te veo.

A mi familia, compañeros y alumnos... Gracias a todos: amigos míos
A traves de ustedes he conocido, he sentido a Dios.
¿Que puedo darle a Él? ¿Qué puedo regalarle?

3 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

www.labitacoradelalma.blogspot.com

juank.

JK dijo...

www.jk-cuatrodecopas.blogspot.com

un abrazo luis
juank.

Alejandra dijo...

http://xxalejandraxx-riddle.blogspot.com/ increible!!! me encanta tu forma de escribir.... quisiera saber tu opinion de lo que escribo!!!

Publicar un comentario