sábado, 26 de septiembre de 2009

Sobre embarazo precoz


Este es un libreto que escribí y esceniqué junto con otros profesores para una jornada con jovenes del colegio donde trabajo:

“PETICIÓN”
N. Luis y Marilu pasean por la calle, hablando de cualquier cosa mientras una idea se desliza por la mente de él, de pronto la detiene en el camino, en algún parque extraviado, se sientan en una banca y él decide hablar muy, muy, muy, demasiado cercanamente.
L. Mari, mira no te es que te quiera forzar, no lo vayas a tomar así, pero ha pasado más de un año y me gustaría que nuestra relación llegué a otro nivel, yo estoy completamente seguro de lo que siento por ti y te lo he demostrado creo. Te quiero de verdad, por eso necesito saber cuanto me quieres tú.
M. Yo también te quiero, ¿no te lo demostrado acaso? Eres el centro de mi vida…
L. (Interrumpiendo) sí, yo sé todo eso, pero estoy hablando de algo más serio, quiero que tengamos algo más… íntimo entre tu y yo. Sentir que te pertenezco y tú me perteneces de forma más íntima, más cercana. Te amo ¿sabes? y yo quisiera saber cuanto me amas tú, porque no sé, siento que el tiempo ha pasado y no quieres tanto como yo creía.
M. ¿Pero?
L. (Interrumpiendo otra vez) Espera, no te sientas mal, no me malinterpretes, todo lo que has hecho por mi es valioso, ha sido fantástico y maravilloso, y yo también siento que me he esforzado por esta relación, es sólo que ambos deberíamos asumir esto como algo más serio y verdadero, después de todo, yo estoy seguro de que te amo, si estás segura de que me amas tanto como yo a ti, entonces creo que podemos llevar esta relación a otro nivel porque ¿tú estás segura de cuanto me amas verdad?
M. (Luego de mirarse en silencio, se abrazan en silencio) Yo te amo.
L. (Luis sonríe maliciosamente) Yo también ¿sabes? Mis padres están de retiro y voy a tener la casa sola para mí estos días, me encantaría que vinieras para no sentirme tan solito en medio de tanta ausencia, me encantaría que me acompañes con tu sonrisa y tu alegría.
M. ¿Tú y yo solos?
L. Claro, no te preocupes, no va a pasar nada que tú no quieras que pase ¿Confías en mi?
M. (Distanciándose un poco) Es que estar solos no me…
L. (Tocando los labios de ella con sus dedos) Todo va a estar bien, te amo… ya son las 11 y media, tu mamá se va a preocupar y regresar a mi casa no es tan seguro, te espero mañana… te quiero (Se aleja sonriendo y haciendo un gesto de triunfo)
M. Yo también.

“MENTIRAS”
N. Marilu y Fanny, su madre, están en casa. Marilu se alista para ir a casa de Luis y camina de un lado a otro buscando sus cosas, su madre reclama.
F. ¿Mary? ¿Vas a salir?
M. (Sin detenerse de ir de un lado a otro como si alistara su mochila) Si ma, no encuentro mi cuaderno de Ciencias y tengo que presentarlo mañana, creo que se lo presté a Romina y como hoy no vino no le pude pedir, lo peor de todo es que la muy pava no tiene teléfono y vive lejos. Si no presento el cuaderno la Miss Ruth me jala, bien espesa es. Mejor voy ahorita que es temprano (Se detiene frente a ella, la abraza y cariñosamente pide) ¿Me das pasaje?
F. ¿Por qué no esperas a mañana hija? No me gusta que salgas tanto.
M. Ma, si Romina no va mañana y me jala la Miss Ruth va a ser tu culpa, tengo que salir porque si yo no soluciono mis problemas, entonces ¿Quién? Las notas no llueven del cielo ma. Ya pues, te prometo que no me demoro nada y nunca más le presto un cuaderno a Romina, se va a hacer tarde y es peligroso.
F. (Pensando un poco) hija no me gusta que salgas sola, tú sabes tantas cosas que pueden pasar en la calle, no es seguro y menos para una chica de tu edad. No conozco a la tal Romina ¿no me estás mintiendo verdad? Es que no es normal que salgas tanto.
M. (Algo molesta y seria) ¿Podemos tener esta conversación cuando regrese con mi cuaderno?
F. (Entregando el dinero del pasaje algo desconfiada) ¿No andarás con noviecitos no?
M. (Mientras sale) Ay ma ¿Cómo crees? voy a darle un cuadernazo a Romina y le voy a pedir a su mamá que ponga teléfono en su casa para que esto no vuelva a suceder, porque a mi también me molesta estar yendo hasta allá. Ya vengo.

“1RA VEZ”
N. Luis y Marilu, en casa de él, sobre el sillón, se abrazan cariñosamente pero ella lo rechaza.
L. (Sonriendo) ¿Qué pasa amor?
M. Es que… (Tomando aire) no sé ¿Podemos…? No sé…
L. ¿Qué pasa? ¿No estás segura? ¿Por qué dudas? ¿No estás segura de cuanto te quiero?
M. No es eso, es que… estoy nerviosa
L. No hay nada que temer, estás conmigo (intenta abrazarla y ella lo rechaza nuevamente)
M. Luis, yo… te quiero y me gusta pasar tiempo contigo, divertirnos, salir, jugar y molestar a los compañeros, escaparnos, meternos en líos y vivir un montón de secretos pero esto es algo definitivo.
L. (Molestándose) ¿No confías en mí? A pesar de todo lo que ha pasado y todas esas cosas que dices que significan mucho, no confías en mi ¿Cómo puedo creer que me quieres si no lo demuestras?
M. Es que… tú no me entiendes
L. (Levantándose) ¿No entiendo que?
M. Esta es mi primera vez…
L. ¿Sabes Mari? yo te amo de verdad por eso estoy dispuesto a que esto sea algo más íntimo ¿Tú me amas?
M. Si, pero…
L. (Interrumpiendo nuevamente) Voy a mi cuarto, si me amas ven conmigo, sino, la puerta está abierta, puedes irte y todo termina, pero recuerda que yo te estuve esperando, te ame de verdad y solo buscaba alguien que me quiera igual. Sí me amas tanto como dice entonces demuéstralo.
(Luis sube y Mari permanece en el sillón pensando, se levanta y se dirige hacia la puerta, se detiene y va hacia el cuarto)

“SEÑALES”
N. Luis y Marilu siguieron saliendo, se quedaron otras veces en casa de él, andaban juntos de un lado para otro hasta que un día, caminando por la calle… ta ta ta taaan……
M. Ay, no me he sentido bien
L. ¿Estás mal?
M. No sé, hoy en la mañana me puse mal, iba a subir al carro cuando perdí la fuerza y me desmayé.
L. Tú también te pasas Mari, no comes bien pues ¿desayunaste hoy?
M. No
L. ¿Por qué?
M. Es que no sé que le hizo al desayuno mi mamá que estaba horrible, de sólo verlo me dio nauseas ¿puedes creerlo? No sé, no pude tomar nada y me vine al colegio así nomás.
L. ¿Comiste algo en el colegio?
M. No
L. Mari, por Dios no te pases, tenías que haber comido algo.
M. Es que se me quedó el recuerdo del desayuno y no quiero nada, no te preocupes llegando a casa como algo y ya.
L. Eso espero, porque hay viene tu carro, chau, te llamo más tarde.
M. Chau (Sube al carro)
L. (Saca el celular del bolsillo, marca un número y conversa) Oye, creo que tengo un problemita.
L. Si, si hola ¿Cómo estas? ¿ puedes escucharme por favor?
L. Lo que pasa es que creo que metí la pata won
L. Aja, la colegiala pe, la Marilu.
L. Si ya sé que me habías dicho.
L. Si, si, nauseas y mareos y ya estuve con ella.
L. Si baboso, tuve relaciones ¿contento?
L. No sé pues, por eso te llamo.
L. ¿Una clínica de abortos?
L. Averigua pe, me llamas, aunque espero que sólo sea una coincidencia.
L. Ya, nos vemos.

“DESPERTANDO”
N. Marilu está en su colegio, los síntomas son notorios pero no sabe lo que está pasando hasta que conversa con J., una compañera de un grado mayor.
J. (Cogiéndola de los brazos y llevándola a un pasadizo vacío del colegio) Oye Mari, ven aca. ¿Te has dado de lo que te está pasando?
M. ¿De que hablas? ¿Qué te pasa?
J. Mari ¿has estado con un chico?
M. ¿Qué?
J. ¿Has tenido relaciones sexuales?
M. ¿Qué te pasa? ¿Cómo crees?
J. Mari ¿no te das cuenta? ¡Estás embarazada tonta! (Marilu se queda helada, sin reaccionar) ¿Has estado con un chico? Mari contéstame
M. No me ha venido la regla…
J. (Abrazándola) Mari…
M. Tengo que ir a mi casa. Nos vemos.

“POSITIVO”
N. Marilu y Luis conversan y desde el principio él se muestra indiferente y distante. Deciden comprar una prueba de embarazo y el resultado es positivo.
L. No puede ser, no puede ser.
M. (Casi llorando) ¿Yo que voy a hacer?
L. Tú no te preocupes, yo me voy a encargar de esto, yo lo soluciono, anda a tu casa y no le digas a nadie.
M. ¿Qué vas a hacer?
L. Confía en mi, yo me encargo (Mari sale rápido y Luis se queda preocupado)

“REACCIÓN”
N. Marilu está en su casa, esperando la llegada de su mamá. Fanny llega y ella se queda parada.
F. Hola hija ¿Qué pasa? (Marilu no se mueve y no responde) ¿Qué pasa Mari? ¿Qué es esto? (Mari tiene la prueba de embarazo en sus manos, Fanny la recibe y la observa)
M. Perdóname mamá…
F. ¡Estúpida! (De una cachetada hace caer a Mari sobre el sillón) ¿Cómo pasó esto? ¿Cómo? ¡Estúpida!
M. Perdóname…
F. ¡Qué caso tiene que te perdone si el niño ya está ahí! ¡Te hablé Mari! ¡Te dije! ¿Por qué hiciste esto? Dime ¿Qué te faltó? ¿Sabes todo lo que has echado a perder con esto? ¿Sabes que tu vida ya no va a ser igual verdad?
M. Lo siento…
F. ¿Qué caso tiene que lo sientas? Yo también lo lamento y eso no soluciona nada de lo que pasa. ¡Te hablé Mari! Tú sabías todo sobre los métodos anticonceptivos y eso. ¡Te sacaste 20 en el examen! ¿Y me vienes con esto? ¿Te pregunté por qué salías tanto? ¿Te pregunté si tenías novio? Te di permisos porque confiaba en ti ¿Así me pagas esa confianza?... ¿Quién es el padre?
M. El se va a hacer cargo…
F. Ah, se va a hacer cargo ¿Quién es? ¿Qué hace? ¿En que trabaja?
M. Es un compañero del salón…
F. ¿Qué? ¡Levántate! nos vamos ahora mismo a su casa, camina, esto lo soluciono yo con sus padres.

“VERDAD”
N. Marilu y su mamá llegan a casa de Luis. Él y J. están saliendo muy cariñosamente
M. ¡Luis!

Imaginen la última escena, obviamente Luis por fin se muestra tal y como es…

2 comentarios:

Luis Vara dijo...

Se puede autocomentar???? sería loco

Luis Vara dijo...

A si se puede, vaya, deben arreglar esto ja, ja

Publicar un comentario